Criptoro tokenizará instituciones deportivas a nivel mundial.

N O T A   D E   P R E N S A

La empresa española financiará su proyecto de tokenización de la industria deportiva mediante la ICO de su moneda Criptoro Coin (CTRO)

La economía digital cambiará la forma en la que entendemos el mundo de las finanzas tanto a nivel global como a nivel particular.

Esta nueva economía, promueve el intercambio de activos, es decir dinero, entre las personas de forma rápida, barata y sin necesidad de intermediarios, convirtiendo a los usuarios en responsables últimos de sus finanzas, en pocas palabras el individuo se erige en su propio banco.

Criptoro, joven empresa española con la vocación de ser referente a nivel mundial en el mundo de las finanzas descentralizas (DEFI), comenzará el 1 de octubre de 2020 la venta pública de su Token Criptoro Coin (CTRO), con el que financiará su ambicioso proyecto de ayudar a las empresas deportivas mundiales en su proceso de tokenización y adaptación tecnológica a los nuevos estándares mundiales.

Gracias a esta ICO, inversores de todo el mundo podrán adquirir su Token CTRO, con el que posteriormente podrán obtener productos y servicios de su plataforma, además de beneficiarse del importante potencial de revalorización de su moneda sustentada en el crecimiento exponencial que prevé la compañía

Criptoro, en este momento, está en conversaciones con varias instituciones deportivas a nivel europeo de primer orden, para que éstas aprovechen el potencial que la nueva economía digital les ofrece tanto de consolidar sus proyectos deportivos, como de estrechar aún más los lazos con su masa social.

No obstante, como afirma su CEO Jesús Sánchez-Bermejo “estas instituciones deportivas por su extraordinaria dimensión y, al ser reconocidas a nivel mundial, encontrarán formas de financiación más allá de sus fronteras¨.

Criptoro ya ha cerrado un acuerdo con el Club de Futbol Sala Movistar Inter, del que ya es partner tecnológico oficial. El club de Torrejón de Ardoz, ofrecerá CTRO como forma de pago por sus productos y servicios a sus aficionados y Criptoro financiará el desarrollo, a través de su plataforma DAPP Sport, de una aplicación hecha a la medida del club deportivo, con la que miles de aficionados a nivel mundial se sentirán más cerca de sus ídolos.

A nivel global, empresas de todo tipo, pueden beneficiarse de esta nueva concepción de las finanzas, encontrando en la economía digital descentralizada fuentes alternativas de financiación a los círculos económicos clásicos, mediante la emisión de sus propios Tokens, es decir su propio dinero.

Un Token, no es más que la representación digital de un activo, en este caso la propia empresa y da derecho a quien lo posee de obtener en mejores condiciones los productos y servicios de la propia empresa, pero en ningún caso implica la propiedad de la misma. Dicho en otras palabras, es una forma de dinero privado que otorga beneficios comerciales a quien lo adquiere y que a través su venta logra financiar a la propia empresa.

Los inversores demandan esta forma de dinero privado, ya que además de dichas ventajas comerciales, obtienen la posibilidad extra de que una vez el proyecto es llevado a cabo, en parte gracias a esta financiación, el Token puede experimentar un proceso de revalorización notable, ya no solamente porque es limitado en su cuantía, sino porque cuenta con el potencial de intercambiarse por cualquier otra moneda descentralizada o no, acudiendo al mercado de capitales.

El Token más famoso que actualmente existe es bitcoin, que no es ni más ni menos que la representación virtual de la blockchain de Bitcoin. Pero en la economía digital existen miles de Tokens más, algunos con importante valor y revalorización en los últimos años. Cada día surgen proyectos nuevos que se financian gracias a la venta de sus Tokens, en un mercado que actualmente es de casi 350 mil millones de dólares.

Por tanto, este proceso de tokenización de la industria deportiva, conllevará nuevas formas de dinero, así como un mercado de intercambio entre las propias monedas de las instituciones deportivas.

La nueva economía es descentralizada, con numerosas formas de dinero privado interactuando en un mercado global. Quien sepa verlo hoy dominará el mañana.