Los enemigos de nuestro capital III. La inflación.

EL ENEMIGO EMBOSCADO: La inflación

Todo el mundo tiene una idea más o menos aproximda de lo que es la inflación.

Se definiría como el incremento del precio que pagamos por los mismos bienes y servicios de uso corriente, y cuyo efecto inmediato, aunque no único, es la pérdida del poder adquisitivo de nuestro dinero.

Llegados a este punto es frecuente preguntarse por qué ocurre esto.

Pues bien, para dar una muy sencilla explicación podemos decir que hay dos tipos de inflación, la inflación en precio y la inflación monetaria. De la primera, siendo optimistas, todos somos conscientes, aunque es la segunda el elemento distractor y origen, entre otros, de la primera.

La inflación en precio, como ante he apuntado, sucede cuando los precios suben obligando a aportar más dinero para comprar el mismo bien al que antes teníamos acceso con una cantidad de dinero menor.

A lo largo del tiempo según el gráfico anexo, y de acuerdo a los datos oficiales del INE, la inflación media en España en el periodo comprendido (17 años) ha sido del 2,2 %. Contemplada de manera aislada no parece una gran cosa, aunque si lo llevamos al lapso considerado, la historia cambia sustancialmente,

Nuestros ahorros de 10.000 € se han transformado en 6,600 € y no nos hemos dado ni cuenta.

Dicho de otro modo, la cantidad de dinero que teníamos no se ha reducido, aunque sí lo ha hecho la calidad, puesto que nos han sustraído 3.400 euros de poder adquisitivo de forma imperceptible.

Mencionaba igualmente que hay otra clase de inflación, la inflación monetaria, que puede definirse como el incremento de masa monetaria en el sistema, es decir, la cantidad de dinero que hay circulando. Para poner un ejemplo ilustrativo, me remitiré a la política monetaria del Banco Central Europeo con Mario Draghi…

¿Qué es lo que hizo el Gobernador del Banco Central Europeo para favorecer, entre otras cosas, la recuperación de los países en serias dificultades económicas como España e Italia, y, simultáneamente, favorecer las exportaciones alemanas y del resto de los países industriales netamente exportadores?

 – Pues, efectivamente, poner un enorme volumen de Euros en circulación, (es decir, incrementar la masa monetaria), lo cual nos lleva a hacernos la siguiente pregunta ¿qué ocurre cuando hay mucha cantidad de un bien en el mercado…? su valor ¿aumenta o disminuye?

 – Respuesta correcta, su valor disminuye…y si disminuye ¿qué ocurre con nuestros ahorros improductivos? Parece lógico decir que disminuye su poder adquisitivo, puesto que unitariamente con un euro de hoy ya no podemos comprar lo mismo que comprábamos con el mismo euro hace 3 años, por ejemplo.

Este acto de inyección de masa monetaria sin un respaldo real, supone entonces un impuesto oculto para los consumidores y es la causa principal por la que se genera la inflación. Comúnmente la inflación monetaria proviene de la impresión de dinero por parte del gobierno -el BcE en este caso- y aunque podemos encontrar más causas, ésta es una de las más evidentes.

Murray R. Rothbard en su libro “Qué le ha hecho el Gobierno a nuestro dinero” viene a decir que:

Si el gobierno falsifica dinero creándolo de la nada, (inyectado masa monetaria en el sistema) se apropia astutamente de los recursos de manera sutil, sin provocar la hostilidad que levantan los impuestos”.

Al citar “sin provocar la hostilidad que levantan los impuestos” lo que quería decir el autor es que la gente no tiene una clara idea de lo que la inflación provoca, y que no tiene nada que ver con la de los impuestos establecidos como IRPF, IVA, etc. que si los conocen, y están siempre al tanto para intentar evadirlos o disminuir su incidencia.

En conclusión, para un ahorrador, el dinero que desaparece por causa de la inflación, está a años luz del que desaparece por causa de los impuestos establecidos sobre los beneficios de nuestra actividad.

¿Cómo podemos protegernos, entonces, de ambos efectos que causan una pérdida del valor adquisitivo de nuestros ahorros? La respuesta es múltiple según el periodo de expansión/contracción de la economía en el que nos encontremos. Para tener algunos elementos de comparación y de análisis echemos un ojo a:

LAS ONDAS O CICLOS DE KONDATRIEFF

Kondatrieff, economista ruso de finales del XIX, formuló la teoría de los ciclos largos de expansión y contracción de la economía ligados al progreso. Exponía, de forma muy esquemática, que los procesos de avance económico de la humanidad estaban vinculados a la cantidad/eficiencia del avance tecnológico, de manera que cuanto más rápidamente evolucionara la sociedad incorporando la nueva tecnología, con mayor frecuencia se producirían los ciclos de crisis, recuperación, meseta, contracción /nueva crisis.

A estas fases las denominó “primavera, verano, otoño, e invierno”.

Si analizamos la actualidad y lo que nos rodea, observaremos que la tecnología nos ha hecho cambiar de forma veloz nuestros hábitos de vida. La incorporación y uso generalizado de internet, la comunicación, el sistema 5G en el transporte y almacenamiento de datos, la naciente tecnología en cadena de bloques, etc, parecen favorecer ciclos económicos más cortos y, por ende, la sinusoide se contrae en el tiempo, o lo que es igual, las ondas están cada vez más juntas, como puede deducirse de una rápida mirada al gráfico superior.

Llegados a este punto cabe preguntarse…y ahora ¿en qué estación de Kondatrieff nos encontramos para saber dónde y cómo proteger nuestros ahorros?

Como creo haber reflejado a lo largo de estas intervenciones, claramente diría que acaba de empezar EL INVIERNO estepario, un crudo y largo invierno, pues tenemos:

– Una crisis económica ya palpable:

  • Una recesión en el consumo por la pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo.
  • La inyección de dinero en el mercado a través de créditos sin estrictos criterios en su concesión.
  • La alta probabilidad en la adopción de un salario mínimo vital permanente, o lo que es igual, dinero en el mercado sin una contraprestación de valor añadido, en bienes o servicios.
  • La suspensión del pago de dividendos a los accionistas por parte de las grandes corporaciones, en previsión de tener que usar ese dinero para “tiempos difíciles”.

Definitivamente podemos decir que estamos en INVIERNO, en el invierno definido de Kondatrieff, siendo por lo tanto la inversión recomendada el ORO y LOS METALES PRECIOSOS de inversión en los que CRIPTORO es especialista para la protección de los activos líquidos monetarios.

Soy Jaime MARTINEZ-BURGOS

Director de CRIPTORO ORO y PLATA

Notas del autor:

Este texto es una mezcla de opiniones personales y textos refundidos de otros autores.

Investia: Artículo de Javier GARCÍA HERNANDEZ

Kondatrieff: “Los grandes ciclos de la vida económica”

Un comentario de “Los enemigos de nuestro capital III. La inflación.

  1. Ricardo Medeiro dice:

    Gracias, Jorge por recordarme a kondatrief, los ciclos largos, la inflación etc, esta, como tu bien has dicho es la enemiga del asalariado, y la gran amiga de los estados ,con inflación ,suben artificialmente el PIB, y así también el coeficiente de endeudamiento,. Lo tengo clarísimo necesito hacer liquidez para comprar oro y otros metales preciosos.

Los comentarios están cerrados.